Minas

La Kaiserlichemarine consiguió resultados muy positivos por las minas depositados por uboote durante la Primera Guerra Mundial, su sucesora, la Kriegsmarine lo repetiría en la Segunda Guerra Mundial.

Dos aspectos se tuvieron en cuenta a la hora a la hora de diseñar las minas, primero, se debían diseñar minas que pudieran ser lanzadas desde un tubo lanzatorpedos estándar de 21 pulgadas (533mm.). Bajo el nombre de Torpedomine (TM), esta mina convertia a cualquier uboot en un posible minador.

La segunda, era diseñar minas que fueran lo más devastadoras posible, pero sin limitarlas a la medida de 533 mm.
Esto quería decir que se debían construir uboot especializados en el lanzamiento de estas nuevas minas, estas minas se lanzaban verticalmente, el nombre designado para ellas fue Schachtmine (SM).

Escoger entre estos dos sistemas tenía muchas ventajas, las minas TMA podían ser usadas por cualquier uboot aunque reducía el número de Torpedos. Esto en la práctica significaba que los campos de minas serían pequeños.
Los uboot específicamente minadores podían cargar con más minas y más potentes, estos uboot minadores también llevaban unos cuantos torpedos aunque su función no era la de ser un uboot de combate.

Los dos tipos de minas (las TM y las SM) debían de ser colocadas en aguas poco profundas y en lugares donde hubiese tráfico naval enemigo, lo que hacía a los uboot que realizaban operaciones de minado muy vulnerables.

Torpedomine A (TMA)

La TMA, desarrollada en los años 30, era una mina de anclaje, lo que significaba que tenía un cable y un ancla que la hacían pesada y una cámara de compensación que ocupaba parte de su estructura.

A causa de lo anterior las minas TMA cargaban con poca carga explosiva, unos 215Kg. Tenía una longitud de 3.38 metros y un diámetro de 533mm.

Estas medidas permitían poner dos minas TMA en cada tubo lanza torpedos.
Podía ser anclada a una profundidad de hasta 270 metros.


Torpedomine B (TMB)

Las mina TMB era una mina de anclaje que podía ser colocada a una profundidad de hasta 20 metros, tenía una longitud de 2.3 metros, de este modo podían colocarse tres de estas minas en un tubo lanzatorpedos.

Pesaba 740Kg. 580 de ellos eran de carga explosiva. Podía ser activada por sensores magnéticos o acústicos.



Torpedomine C (TMC)

Al inicio de la guerra las TMB no hundieron tantos barcos como se esperaba y se desarrolló la TMC, en Noviembre de 1939.
La TMC contenía casi doble de carga explosiva (1.000Kg.).
Esto se consiguió alargando la mina hasta los 3.39 metros, de este modo cada tubo lanzatorpedos podía alojar a dos de estas minas.
Podía ser activada por sensores magnéticos o acústicos.


Schachtmine-A (SMA)

Igual que la TMA la SMA era una mina de anclaje, con una longitud de 2.15 metros y un diámetro de 1.33 metros. Pesaba 1.600Kg. su carga explosiva era de 350Kg.
Podía ser colocada a una profundidad máxima de 250 metros.

Estas minas requerían ser activadas justo antes de ser colocadas, y uno de los principales problemas que se encontraron los diseñadores era que debían ser activadas a mano.
Por lo tanto el contenedor de las minas debía no estar inundado para poder acceder a las minas y activarlas.
El problema se solucionó adoptando unos tubos de lanzamiento verticales (pozos) que permitían activar las minas estando los tubos inundados.


Einheitsmine Sehrohr-Treibmine (EMS)

El Einheitsmine Sehrohr-Treibmine era una mina con forma de tubo que entro en servicio a finales de 1943. Estaba diseñado para flotar en la superficie, moviéndose a merced de la corriente, y explotar al impactar con el buque enemigo.

Se activaba a los diez minutos de su lanzamiento y se hundía automáticamente setenta y dos horas más tarde. Llevaba una carga de 14Kg de explosivo.

Minetorpedo-A (MTA)

La Minetorpedo-A se diseño para sustituir a la mina TMA y era básicamente un torpedo con una mina en el lugar de la cabeza explosiva típica de los torpedos, se diseño para intentar hacer menos vulnerables a los uboot en las operaciones de minado en aguas poco profundas.

La mina torpedo se podía programar para recorrer un máximo de 7.000 metros en fracciones de 200 metros. Al llegar a la distancia programada, el motor se paraba y la mina-torpedo se hundía actuando como una mina de anclaje.

Debía ser utilizada en aguas de menos de 20 metros de profundidad para ser efectiva.

Atrás
Nota Legal y Copyright ©
Inicio
Contacto