Volkstrauertag 2013 Cuacos de Yuste


El domingo día 17 de noviembre, la Embajada Alemana en España celebró en el Cementerio Militar Alemán de Cuacos de Yuste, situado en el bello entorno de la sierra norte de Cáceres y rodeado de robles,  la ceremonia conocida como “Volkstrauertag” (Día de Luto Nacional).



Este año, el homenaje estuvo presidido por el Embajador de Alemania en España, Excmo. Sr.  Reinhard Silberberg, así como por el nuevo Agregado de Defensa, Coronel de E.M. de la Luftwaffe Bernd  Albers, que sustituye al Coronel de E.M. del Ejército de Tierra Knuth Schrader, que ocupaba el mismo cargo desde el año 2010. Acudieron igualmente el señor Alcalde del Excmo. Ayuntamiento de Cuacos, señor Eulogio López Moreno, representantes de las Fuerzas de Seguridad españolas, Personal de la Embajada Alemana y familiares, hasta totalizar unas 40 personas.



El evento comenzó este año a las 12,45 horas de una fresca mañana gris otoñal, ofrendado en esta ocasión en solitario por el sacerdote protestante de la Parroquia Evangélica de habla alemana, Pfarrer Stephan Büttner, que celebró un austero acto religioso en alemán y castellano.

Dentro de su emotivo discurso en ambos idiomas, el embajador Silberberg recordó a los soldados y fuerzas de seguridad alemanes y españoles, que dieron su vida en guerras anteriores, así como a aquellos que lo hicieron en misiones de paz, y a quienes quedaron gravemente mutilados o heridos por llevar esperanza y ayuda en momentos de necesidad, fuera de sus fronteras.

En el apogeo del acto, un grupo de chicos y chicas formaron una cruz con cantos rodados que previamente habían ido acumulando en una cesta, dando una chispa de juventud y alegría al solemne acto, amenizado por un músico que acompañó con sus notas de trompeta los salmos cantados.



Finalizó el mismo el señor embajador, haciendo ofrenda, junto al Coronel Albers, de una corona de flores que recordaba a los caídos, así como agradeciendo la presencia de autoridades y familiares alemanes y españoles.




Como venimos haciendo año tras año, U-historia estuvo presente una vez más por José Carlos Violat, que hizo entrega de un ramo de flores frescas, las cuáles fueron ofrendadas en esta ocasión a un soldado desconocido, representado por el piloto pelirrojo sin nombre que cayó junto a su avión Ju-88 A4 en los altos de Enviny (Lérida), a finales de marzo de 1944, y que descansa en Cuacos de Yuste junto a otros 7 compatriotas inidentificados.



Una jornada emotiva que finalizó  alrededor de las dos de la tarde, tras las despedidas de rigor y la promesa de volver a reencontrarse el año que viene en el mismo sitio.


Artículo realizado por José Carlos Violat Bordonau.
Fotos: José Carlos Violat y Francisco Violat.

Atrás
Nota Legal y Copyright ©
Inicio
Contacto