South African National Museum of Military History

Sudáfrica ha sido el destino escogido este año por un grupo de amigos para pasar unos días de vacaciones y tomando “prestado” un par de preciosas horas a mis compañeros de viaje nos dirigimos a visitar el “South African National Museum of Military History”.
Mi interés por visitar los fondos del museo estaba basado en que entre sus piezas tenían un par de aviones que me gustaría ver, un par de Messerschmitt, un Me-262 B-1a/U1 de caza nocturna, el único que actualmente existe así como un Bf-109F/2 tropic.
El Museo está situado en una tranquila calle de Johanesburg, ciudad formada por diversos barrios algunos separados tanto por quilómetros de autopistas como por nivel de vida y seguridad.


La entrada es económica, tan solo 22 Rands, aproximadamente unos 2 Euros, importe que es reintegrado si adquieres cualquier artículo en la pequeña y curiosa tienda llena de infinidad de piezas de ropa y condecoraciones, originales y buenas reproducciones, libros nuevos o de segunda mano, soldados de plomo… etc
Se trata de una instalación museística no muy grande en superficie pero con piezas muy interesantes, muy bien cuidadas, accesibles, con muy buena iluminación, agradable de visitar, y lo que más me sorprendió, muy respetuoso con el material correspondiente al III Reich.


Y tanto es así que lo primero que uno encuentra nada más entrar es una nave donde están expuestos los restos de un  Bf-109E del JG26 que realizo un aterrizaje forzoso en Gran Bretaña durante la Batalla de Inglaterra, un FW-190A del 2/JG11 así como el Me-262B.


En la nave siguiente y rodeada de diversas vitrinas con uniformes, condecoraciones, armas, libros, fotografías… encontramos el Bf-109F/2 tropic de JG/27 acompañado de algunos de sus más enconados enemigos: un Spifire, un Hurricane así como un Mosquito.


Una vez visitadas las tres naves repletas de piezas en un magnifico estado uno pasa a visitar el jardín y es allí donde se encuentra expuesto el submarino Molch acompañado de otras piezas navales así como carros de combate, aviones de combate, transporte y piezas de artillería todo bajo cubierto y presentando un magnifico estado de conservación.


El mini submarino es la primera pieza que se observa antes de traspasar el umbral que lleva al jardín estado situado en una posición central que facilita su observación desde todos los ángulos, tiene adosada una escalera que permite llegar hasta la escotilla que se encuentra abierta, aunque sellada por un grueso metraquilato que impide el acceso.
Esta íntegramente pintado en color negro, con una svástica en blanco sobre el timón de popa, así como un 9 de gran tamaño en la proa y una numeración, M391 a babor, en el centro del buque. Lleva adosados los dos torpedos de dotación.



No puedo más que recomendar la visita de este pequeño gran museo a todo aficionado a la historia militar y especialmente a la Segunda Guerra Mundial.


The South African National Museum of Military History:

P.O.Box 52090
Saxonwold, 2132
Gauteng
Republic of South Africa
Tel: +27 011 646 5513
Fax: +27 011 646 5256

Web: http://www.militarymuseum.co.za/


Fotos y texto: Santi Camps

Nota:
Desde U-Historia queremos agradecer a Santi Camps la oportunidad que nos ha dado para reproducir sus experiencias.

Atrás
Nota Legal y Copyright ©
Inicio
Contacto