El estrecho de Gibraltar

Aprovechando que por motivos laborales tuve que permanecer una temporada trabajando en Algeciras (Cádiz), decidí realizar algunas visitas a los lugares implicados en la lucha contra los Uboot en las inmediaciones del Estrecho de Gibraltar (Ceuta, el propio Estrecho, el Peñón de Gibraltar y la Bahía de Algeciras).


(Vista de Gibraltar desde la localidad de La Línea de la Concepción)

El Peñón de Gibraltar, base de las unidades terrestres, aéreas y antisubmarinas que cerraban el camino de los sumergibles hacia el Mar Mediterráneo, no es más que una elevación rocosa, unida a la Península por un tómbolo de tierra, aprovechado por los británicos para construir allí una pista de aterrizaje con entrada y salida desde el mar. Tiene una superficie de menos de 7 km cuadrados -6km de longitud x 1,2 de anchura- y 426 metros de elevación máxima.

En la imagen superior izquierda se observa una vista del actual aeropuerto desde el interior del Peñón. Las casas blancas del fondo corresponden a la localidad española de La Línea de la Concepción.

En la imagen superior derecha tenemos otra vista del aeropuerto, esta vez desde la zona española. Justo sobre la meseta situada encima del avión, se encuentra instalada una batería de cuatro cañones que cubría la Bahía de Algeciras. En la parte más alta los sistemas de comunicaciones y la bandera británica ondeando.

En la imagen de la izquierda podemos apreciar una batería de cañones. Bajo ellos, en la roca blanca, se observan numerosas ventanas que proporcionan iluminación natural a los numerosos túneles excavados en la roca.

Actualmente el Peñón ha perdido parte del interés estratégico, conservándose sólo algunas unidades de guerra electrónica y la importante base aeronaval.

Arriba, en la imagen de la izquierda, la zona más alta del Peñón, con la bandera británica y las numerosas antenas de comunicaciones y de guerra electrónica. LA imagen de la derecha es otra vista de las mismas.

Las principales bazas para la defensa del Peñón eran sus poderosos cañones navales, con los que además podían controlar el mar que le rodeaba. En el año 1935 se instalaron los 8 cañones de 9,2 pulgadas (228,6 mm) con un alcance de 16,8 millas (31.000 metros) en la denominada Batería O´Haras´s. La instalación de las piezas en su parte más alta garantizaba la máxima cobertura del Estrecho.


(Vista de las piezas superiores, orientadas hacia el Estrecho)

Tras cruzar la famosa “verja” que separa España de Gibraltar, y una vez dentro de la colonia, nos llama poderosamente la atención el dominio que se tiene sobre la Bahía de Algeciras, ensenada natural que permite el fondeo y refugio de los buques que se protegen del fuerte levante o poniente.


 (La bahía, con la ciudad de Algeciras, al fondo con sus casas blancas)

La parte “vieja” del Peñón, destinada a protegerse de los numerosos ataques españoles para recuperarla, conserva el diseño de la arquitectura militar de la época, con la famosa bandera “Union Jack” ondeando en sus alturas. Se aprecian las numerosas “bocas” destinadas a contener piezas militares, actualmente desinstaladas dado su nulo valor militar.

Hoy en día Gibraltar no es más que una colonia que basa su economía en el turismo, amén de otras actividades de dudosa legalidad.

En la imagen inferior un vista del cementerio con los marinos ingleses muertos en la batalla de Trafalgar

Como lugar de visita Gibraltar conserva sus encantos históricos, en el que se mezcla la cultura árabe, romana y castellana.

En la imagen de la izquierda tenemos una mezquita árabe en el mismo lugar en el que se instaló la primera tras la invasión musulmana en el año 711. Vista desde Punta Europa hacia el norte, a la izquierda quedaría la bahía de Algeciras. Obsérvese las entradas a los túneles a mitad de la fotografía en el lado derecho.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el Peñón fue literalmente “agujereado” para dar seguridad a la población y garantizar protección a las armas. Existen aproximadamente unos “45 kilómetros de galerías”, algunas con nombre propio –Túnel Holyland, Galería Windsor, King’s and Queen’s Lines, etc...-

Arriba a la izquierda, tenemos la entrada a uno de los túneles que atraviesa el Peñón de Este a Oeste -véase la luz al fondo, al final de las lámparas del techo-.
Los túneles estaban dotados de toda clase de servicios destinados a ser habitados durante un largo asedio. En la imagen superior derecha vemos el detalle del interior, con anchura suficiente para permitir el paso de 2 vehículos.

El faro de Punta Europa, el extremo más al sur del Peñón visto desde levante.
Detalle de la punta Sur, con uno de los cañones “O´Hara´s” en la cima, nidos de ametralladoras abajo y numerosas antenas de comunicaciones y guerra electrónica.


(Vista lateral -desde el puerto de Algeciras- de Gibraltar, con indicación de sus principales atracciones).

Arriba, vista del Peñón desde la localidad española de Ceuta, a 32 kilómetros de distancia. El Peñón de Gibraltar es uno de los puntos de control del Estrecho (el otro es Ceuta).

El Estrecho de Gibraltar visto desde la zona Española próxima a Tarifa.  Las alturas del fondo son marroquíes. Obsérvese la “estrechez” de sus aguas surcadas por un petrolero que se dirige a poniente –en el círculo-. El cruce de esta garganta debió de ser infernal para los frágiles sumergibles de Doenitz acosados por los escoltas británicos.

El autor frente al Estrecho, con la costa marroquí al fondo, y la ciudad autónoma de Ceuta a la izquierda). Desde allí arriba, se denotaba la peligrosidad del paso para los UBoot, con sólo 14.400 metros de anchura en su mínima distancia.

Después de contemplar en vivo el escenario donde se desarrolló uno de los episodios más virulentos de la campaña submarina alemana, no me queda sino dedicar unos minutos al recogimiento y a la memoria de los caídos de ambos bandos.


Viajero y fotógrafo: José Carlos Violat

Atrás
Nota Legal y Copyright ©
Inicio
Contacto