Alemania

En Alemania ya se conocía desde la Primera Guerra Mundial la necesidad de la construcción de búnkeres para proteger a los sumergibles. Aunque estos eran bastante rudimentarios y su protección tampoco era muy buena, hay que tener en cuenta que la potencia de las bombas que entonces poseía la aviación no eran muy elevada.

El U86 (de la Primera Guerra Mundial) en un Búnker, comcretamente en Emden.
El U86 (de la Primera Guerra Mundial) en un Búnker, concretamente en Emden

De hecho, al inicio de la Segunda Guerra Mundia,l no había previsión de construir búnkeres para los uboot porque, en un principio, era un tema “tabú”. Después de ver como se iba desarrollando la guerra para los intereses de Alemania, ni siquiera se había pensado en ello, aunque ya se estaba construyendo el Nordsee III de la isla de Heligoland. Además, Goering había prometido cambiarse el nombre si algún aparato ingles sobrevolaba, y no hablemos de bombardear, Alemania.

Tras tener que empezar a pensar en cambiarse de nombre, es decir, después de sufrir los primeros bombardeos, Hitler autorizó la construcción de varios búnkeres destinados a albergar complejos antiaéreos.

Según iba avanzando la guerra, y ver que la única forma de ofensiva marítima que tenía Alemania era en forma de sus U-Boote, se decidió la construcción de búnkeres en los astilleros más importantes. De esta manera se aseguraba, por lo menos, la total disponibilidad de estos, desarrollándose en ellos obras de equipamiento final antes de ser enviados a las flotillas de combate.

Incluso en Bremen, se construyó un búnker dedicado exclusivamente a la construcción de sumergibles.
De hecho, en las poblaciones donde estaban situados los astilleros no había flotillas de combate de forma permanente, sino que estuvieron al principio de la guerra hasta su traslado a Francia y Noruega.

Para la construcción de estos búnkeres se empleó, sobre todo, mano de obra aportada por la Organización Todt (OT) y también mano de obra esclava procedente de los campos de concentración y de prisioneros.

Prueba de la efectividad en la construcción de estos, es que todos sobrevivieron a la guerra, y los que no fueron demolidos todavía hoy se usan como almacenes y oficinas.


Las Bases Alemanas

Bremen
Hamburgo
Heligoland
Kiel
Índice Bases

Bremen

Bremen esta situada a una cierta distancia tierra, dentro a orillas del río Weser.
Cuando se desarrolló la navegación a vapor, el aumento de mayores y mejores instalaciones puso de manifiesto las desventajas de Bremen. En consecuencia, se erigió un nuevo puerto, llamado entonces Wessermünde y hoy Bremerhaven, en el estuario del río Weser.

Este floreció con el desarrollo de la navegación a vapor, sin embargo la construcción de buques permaneció en la ciudad propiamente dicha de Bremen.

Búnker

El primer búnker en ser construido fue el Hornisse. Se levantó sobre una esclusa casi totalmente construida en el puerto.
La geología del terreno donde está construido (mezcla de arena y arcilla actuando como canales de drenaje), hizo que tuviera que construirse primero una base de hormigón de 4 m. de espesor sobre la que se erigió el búnker.

Inicialmente se construyó para albergar grandes buques, pero debido a su anchura tuvo que ser compartimentado, así pudo acomodar a varios sumergibles juntos.


Una característica que lo diferenciaba de los otros búnkeres era que los soportes del techo no eran vigas de acero, sino de hormigón.

Nunca llegó a terminarse totalmente, de hecho, la parte de detrás estaba acabada hacia el final de marzo de 1945, cuando un gran bombardeo lo arruinó casi por completo.

El búnker no recibió apenas daños, pero toda la maquinaria, grúas, bombas de achique, etc. fue destruido y ya no se pudo hacer nada para ponerlo en funcionamiento.

El Búnker Hornisse en fase de Construcción.

Hornisse

Longitud

362 m.

Anchura

69 m.

Nº muelles

2

Nº U-Boot por muelle

4 Uboot


Hacia el final de 1942 ya estaba demostrado que los grandes búnkeres atraían demasiado a los bombarderos, esto unido a la escasez de espacio, hizo que a la hora de construir el segundo búnker del río Weser, se hiciera alejado de la ciudad.

Con una superficie aproximada de 50.000 m2, Valentín, era el mayor búnker de Alemania, solo por detrás del de Brest. Comenzar su construcción hacia el final de la guerra, presentaba varios problemas como por ejemplo la escasez de materiales, por lo que hubo que buscar la forma de economizar.
Las vigas que soportaban el techo eran de 30 m. de longitud, 4,5 m. de altura y pesaban 47 Tn. Se eliminó el mayor número de soportes verticales posibles para poder colocar la línea de montaje del submarino Tipo XXI, por lo tanto usaron solo el 20% del acero que se hubiera consumido para construir cualquier búnker de Francia. Sin embargo se utilizó el hormigón necesario para construir el búnker, de forma que pudiera soportar cualquier bomba lanzada por los aliados.
Otro problema muy importante fue la escasez de mano de obra, por tanto, para construir Valentín se utilizó casi exclusivamente trabajadores forzados, de los cuales se calcula que murieron unos 4.000.

Los progresos en la construcción fueron muy lentos, sobre todo debido a la tardanza en la recepción de materiales, ya que los aliados bombardeaban todo lo que veían y como resultado, al final de la guerra, únicamente estaba acabado en un 90%.

A diferencia de otros búnkeres, Valentín se contruyó para albergar una cadena de montaje de submarinos del Tipo XXI y para ello, también se modificó el diseño del refugio. Las 8 secciones del submarino se construían tierra adentro o en otros astilleros, se acercaban al búnker mediante barcazas, pontones especiales o vía ferrocarril, y eran introducidas al búnker a través de unas grandes puertas acorazadas. Estas puertas estaban situadas de tal forma que permitían el acceso de las grandes piezas que llegaban por ferrocarril, o a través de barcazas por el río. Un gran dique seco al final de la cadena de montaje, servía para que los submarinos acabados pudieran salir.

Fue bombardeado en varias ocasiones pero el daño recibido fue mínimo.


Valentin

Longitud

425 m.

Anchura

100m.

Tipo de uso

Línea de producción y ensamblaje de U-Boote Tipo XXI


Flotillas

No tenía ninguna flotilla asignada por dedicarse a la producción de submarinos.

Hoy en día

Encontrar el Hornisse no es ningún problema, pero han construido un moderno edificio en la parte superior del techo, y es posible pasárselo sin darse cuenta de que esta aún allí.

El Búnker Hornisse en la actualidad
El Búnker Hornisse en la actualidad
El Búnker Hornisse en la actualidad
El Búnker Hornisse en la actualidad

Tras el final de la guerra, la gente que vivía cerca del Valentín fue evacuada y el mismo búnker fue utilizado como blanco para las grandes bombas inglesas (diseñadas por Barnes Wallis) sin causarle grandes daños. Posteriormente se pensó acumular sobre él todos los escombros de la ciudad de Bremen, pero viendo el coste de la operación, desecharon esa idea.

El Búnker Valentin en la actualidad
El Búnker Valentin en la actualidad

Hoy en día, la parte noreste es utilizada por las fuerzas armadas alemana como almacén.

Hamburgo

Hasta hace unos 100 años, el río Elba se dividía en un millar de canales (corriente arriba de Hamburgo), para crear una masa de islas con forma de delta y de unos 8 Km. de anchura. Algunas de estas islas eran capaces de aguantar árboles, otras, en cambio, eran meros bancos de arena.

A principios del siglo XIX, con la llegada del vapor, la actividad portuaria se trasladó desde la parte norte hacia las islas del sur, y allí se establecieron los astilleros y demás instalaciones. Incluso se llegó a construir un túnel bajo el lecho del río que comunicaba ambas partes.

Estas islas de la parte sur estaban todavía bastante “salvajes”, y para evitar que la erosión terminara por arruinar el trabajo ya hecho, lo que hacían era rodear la isla o el terreno de troncos de roble clavados en el fondo, rellenarlos y construir las casas y los almacenes encima de ello.

Este tipo de construcción permaneció más o menos estable hasta unas terribles inundaciones ocurridas en 1962, que obligaron a reforzar las defensas del río y a cambiar el trazado antiguo por el actual. Esto hizo que sea hoy en día difícil localizar los centros de actividad durante las dos guerras o, por ejemplo, donde estuvo una vez el búnker Fink II.


Búnker


La construcción del refugio Elbe II, comenzó a finales de 1940 por parte de la firma Dyckerhoff & Widmann AG, en las aguas del Vulkanhafen, y finalizó en el mes de marzo de 1941.

Este nombre es una reliquia de los viejos tiempos, cuando la Vulcan Werft contruyó un astillero que se dedicó a construir rápidos barcos a vapor y sumergibles durante la Primera Guerra Mundial. Se erigió como búnker para equipar los uboote que se construían en los astilleros Blohm&Voss o Howaldtswerke (sustitutos de Vulcan Werft) o para reparar los que venían de luchar en el Atlántico.

El búnker Elbe II durante la guerra, a la izquierda del mismo se puede ver un uboot Tipo-VII amarrado
El búnker Elbe II durante la guerra. A la izquierda del mismo se puede ver un uboot Tipo-VII amarrado.

Como dato curioso, añadir que el profesor Helmuth Walter, diseñador del revolucionario submarino de alta velocidad, empezó su carrera en Vulcan Werft, y trabajó muy cerca de donde más tarde se construiría Elbe II.

Elbe II se construyó introduciendo 2.500 pilares en el lecho del río y erigiendo el búnker encima, al cual se añadieron varias alas a prueba de bombas donde estaban alojados las oficinas. Otros edificios tenían sus sótanos reforzados al añadir raíles de ferrocarril a los techos y así poder funcionar como refugios. Desgraciadamente había pocos sótanos en esta parte del puerto ya que cada año, como mínimo, se inundaban un par de veces. El lugar donde se construyó tenía varias desventajas, siendo la mayor la escasez de espacio, incluso el techo del búnker tenía talleres y oficinas construidas en el para aliviar esta escasez.

El Búnker Elbe II en 1945.
El Búnker Elbe II en 1945.

Tras varios bombardeos, el búnker sufrió algunos daños en el techo, sin embargo los uboote de su interior permanecieron intactos. Durante un gran bombardeo ocurrido el 8 de abril de 1945, las enormes puertas acorazadas fueron voladas.
Al acabar la guerra había en su interior 4 submarinos del Tipo XXI (U-2501, U- 3004, U -2505 y U -3506) y 2 del Tipo VIIC. Cuando se llegó a un acuerdo con los británicos para rendir la ciudad de Hamburgo, el 3 de mayo de 1945, tres de los submarinos fueron volados dentro de los muelles, y los tres restantes salieron a las aguas del puerto para ser hundidos por sus tripulaciones.


Elbe II

Nº de muelles

2 + 6 probables pero nunca iniciados

Longitud muelle

112 m.

Anchura muelle

22,5 m.

U-Boot por muelle

2 U-Boot


Fink II
fue el mayor búnker construido en Alemania.
Las firmas que lo hicieron fueron Wayss & Freitag y Breton & Monierbau AG. Fue construido en una parte poco poblada de una isla (Finkerwerder), a la que había que llegar de los muelles mediante ferry. También había un puente de ferrocarril y un estrecho puente de piedra.
Estaba separado por el brazo sur del Elba, de la pantanosa zona sur y, por el brazo norte del Elba, de los suburbios de Hamburgo.

En esta isla se estableció la Deutsche Werft poco antes de la Primera Guerra Mundial, y allí estuvo conviviendo con una pequeña comunidad de pescadores y granjeros. Los trabajadores de estos astilleros eran transladados mediante barcazas.
Fink II se construyó en terreno seco, a unos 100 m. aproximadamente de la orilla de un canal que desembocaba en el Elba, el cual hubo que excavar y posteriormente inundar.

El Búnker Fink II en 1945.
El Búnker Fink II en 1945.

Como en el caso del búnker Elbe II, su función primaria era dar cobijo a los uboote construidos en los astilleros de la zona mientras se equipaban o se reparaban. La proteccion contra las ataques a baja cota, la proporcionaban 3 posiciones de artillería antiaérea -DCA- de 37 mm. en el techo del mismo búnker.
No recibió ningún ataque aéreo serio hasta abril de 1945. Entonces recibió varios impactos directos con bombas tipo Tallboy o Grand Slam, que causaron daños menores a los uboote que protegía. Acabó la guerra virtualmente intacto.


Fink II

Longitud

153 m.

Anchura

139 m.

Nº de muelles

5

Longitud muelle

111 m.

Anchura muelle

I y V eran de 27,5 m., el resto 22,5 m.


Flotillas


31. Unterseebootsflotille.
De entrenamiento. Fundada en septiembre de 1943 y disuelta con la rendición de Alemania.

  • Comandantes:

09.43 - 04.45: KS Bruno Mahn
04.45 - 05.45: KK Carl Emmermann

32. Unterseebootsflotille.
De entrenamiento. Fundada en abril de 1944 y disuelta tras la rendición de Alemania.

  • Comandantes:

04.44 - 03.45: FK Hermann Rigele
03.45 - 05.45: KK Ulrich Heyse


Hoy en día


Tras la guerra se construyó un aeródromo en la isla Finkerwerder. Esta se ha agrandado rellenando un canal cercano al que estaba el Fink II, además la orilla ha cambiado mucho en los últimos 60 años.

Fink II fue intentado demoler tras la guerra mediante bombas de la Luftwaffe colocadas en su interior y hechas detonar. A pesar de la gran detonación, solo una parte fue totalmente destruida y hubo de recurrirse a trabajadores armados de martillos neumáticos para acabar el trabajo. Tras esto se cubrió la zona con arena y se han construido empresas relacionadas con la construcción de yates. Aunque aún puede hallarse alguna evidencia del pasado, se ha hecho todo lo posible por ocultarlo.


Restos del Búnker Elbe II en 2002.

Elbe II presentaba más problemas a la hora de volarlo porque había más edificios en las cercanías. Tres firmas quebraron tratando destruir el refugio y, tras haber volado varias secciones de este, gran parte de la estructura sigue aún en pie. Al final se opto por acordonar la zona y permitirle seguir ahí, con los 3 submarinos del Tipo XXI (U-3004, U-2505 y U-3506) barrenados aún en su interior.

Restos del Búnker Elbe II en 2002.
Restos del Búnker Elbe II en 2002.


Heligoland

Situada estratégicamente en los estuarios de los ríos Weser, Elba, Ems y Eider, a unos 50 Km. de la costa de Frisia, tuvo un gran significado durante la Primera Guerra Mundial cuando era la mas importante base naval para la defensa de Alemania.
La isla estaba bajo jurisdicción inglesa desde 1814 cuando se la arrebataron a los daneses. Hacia 1890, fue cambiada a los ingleses por Zanzíbar, en la costa oriental de África y pasó a ser alemana.

Bajo el mandato del Káiser se produjo una fuerte militarización, y se la transformó en una fortaleza naval inexpugnable.


Base

Era un buen puerto para sumergibles y barcos pequeños, empleado igualmente como refugio de pesqueros o para cualquier barco que tuviera algún problema con la furia del Mar del Norte. Tras la Primera Guerra Mundial se tuvieron que demoler sus instalaciones para cumplir las cláusulas del Tratado de Versalles.

El U134 entrando en el búnker Nordsee III de Heligoland.
El U134 entrando en el búnker Nordsee III de Heligoland.

En 1935, cuando Hitler repudió dicho tratado, la isla vio como se volvían a construir numerosas fortalezas y puntos fuertes. Esto lo hizo Hitler como desafío al tratado, no porque fuera necesario, ya que la isla había perdido su importancia estratégica.


Búnker

Se empezó a construir un búnker para los uboote pocas semanas antes del inicio de la guerra, y se terminó en junio de 1941.
La firma encargada de las excavaciones fue Grün & Bilfinger, y para la construcción se eligió a la firma Dyckerhoff & Widmann.
Nunca llegó a ser un gran centro estratégico, como mucho, fue una base de paso para hacer reparaciones sencillas. Al no disponer de una gran cantidad de piezas de repuesto, cuando algún buque o sumergible tenía algún tipo de problema, si había que hacer alguna reparación mayor, debía de ser enviado a los astilleros de Kiel, Hamburgo o Wilhelmshaven.

Una imagen del bunker de Heligoland, tomada por un avión de la USAF.
Una imagen del búnker de Heligoland, tomada por un avión de la USAF.

Tras el Día D (06/06/1944), fue un lugar de paso para los sumergibles que se dirigían a Noruega, de hecho, el búnker acogía principalmente lanchas torpederas E-Boats. También se usó como plataforma para los submarinos enanos (del Tipo Seehund) que iban a atacar el frente de Francia y de los llamados Sprengboote.

Debido a su importancia menor, apenas tuvo bombardeos aéreos excepto al final de la guerra. En abril de 1945 sufrió un ataque aéreo considerable que destruyó la mayor parte de las instalaciones, aunque el búnker apenas sufrió daños.

Nordsee III

Longitud

156 m.

Anchura

94 m.

Nº de diques

3

Tipo de diques

Normales

Longitud dique

108 m.

Anchura dique

22 m.

Grosor techo

3 m.

Grosor paredes

2 m.

Nº U-Boot p/dique

3 U-Boot

Defensa DCA

2 piezas de 37 mm y 1 de 20 mm

También había un dique seco flotante con capacidad para un sumergible.


Flotillas

No había ninguna flotilla signada.

Hoy en día

Después de la guerra, el búnker y las instalaciones de la isla que habían sobrevivido, fueron cuidadosamente demolidas.

Una vista aérea actual de Heligoland.
Una vista aérea actual de Heligoland.


Kiel

En un mapa, parece que Kiel esta situado en un estuario, pero examinándolo más de cerca, veremos que solo hay un pequeño río, el Schwentine, que va a desembocar en una gran ensenada. Este tipo de ensenadas son muy parecidas a los fiordos noruegos o a lagunas de la costa inglesa.

La ensenada de Kiel, que mide unos 8 kilómetros de largo y 1 de ancho y con un estrechamiento en su desembocadura y un desnivel en las mareas apenas apreciable, la hace ideal como amarradero. Esto ha hecho que el desarrollo de Kiel se haya debido principalmente a la presencia de la Marina.
Debido a su orografía, el puerto comercial no desarrolló tanto como era de esperar y esta actividad pasó a otros puertos tales como Lübeck o Stettin.

Al inicio de la Segunda Guerra Mundial había una gran cantidad de instalaciones portuarias, así como el Arsenal Naval y diques para los uboote.


Búnker

Se construyeron dos bunkes: Kilian y Konrad.

Kilian se construyó entre los años 1941 y 1943. La firma que lo hizo fue Dyckerhoff & Widmann AG, y para ello utilizaron unos 1.000 obreros, trabajando en dos turnos de 12 horas cada uno, entre los cuales había trabajadores forzados, reclusos de campos de concentración y prisioneros de guerra. La tasa de mortalidad de todos estos, para los cuales no se habían construido refugios durante los bombardeos aéreos, fue muy alta.
El búnker estaba situado en la parte más al norte del río Schwentine, y su uso inicial era para terminar los submarinos del tipo XXI en construcción, no para albergar los ya operativos. Esto se hacía llevando las secciones terminadas, mediante barcazas, para ser ensambladas allí, y también estar más alejados del centro de la ciudad y, por tanto, de los bombardeos.

Kilian difería de otros búnkeres en que tenía dos relativamente pequeñas entradas de 150 m. de longitud, acortadas unos 10 m. por las puertas acorazadas.
El búnker Killian.

Había espacio suficiente para albergar sumergibles del Tipo VII, pero hacia el final de la guerra se podían ver algunos más grandes de los que sobresalían las popas.

Las puertas acorazadas eran del tipo deslizante, de unos 3 m. de anchura y llegaban hasta el nivel del agua. Esta protección tan escasa hizo que, durante un bombardeo aéreo, se produjeran unas grandes olas que entraron en el búnker y hundieran un submarino del Tipo XXIII, el U4708.

El búnker Kilian tras la guerra.

El acceso al búnker debía de hacerse mediante camiones.

Al final del búnker había un bloque de alojamiento y de administración, pero el grosor de las paredes era de algo menos de 1 m. por lo que la proteccion que ofrecía era muy escasa. Una pequeña parte de este estaba dedicado a talleres, que se extendía a lo largo de tres pisos.

El primer sumergible que entró en el fue el U1101, del Tipo VIIC. Los uboote que estaban en él, al acabar la guerra, fueron volados para que no cayeran en manos del enemigo.

Kilian

Longitud

176 m.

Anchura

79 m.

Nº muelles

2

Longitud muelle

138 m.

Anchura muelle

23 m.

Grosor pared

3 m.

Grosor techo

4,8 m.

Nº U-Boot por muelle

6

Tipo puertas

Deslizantes hasta el nivel del agua


Konrad se construyó entre los años 1943 y 1944 sobre un dique seco ya existente desde finales del siglo XIX, el III, del astillero Deutsche Werke. Para ello se utilizaron varias firmas tales como Wayss & Freitag, Habermann & Guckes, Holzverartbeitung GMBH y G. Tesch de Berlín.
El búnker Konrad en construcción.
Hubo una serie de problemas a la hora de determinar si los cimientos podrían soportar el peso que se iba a añadir, por tanto optaron por hacer unos más profundos.

También durante su construcción hubieron de hacerse varios cambios, el más significativo fue el de alargar el dique seco 30 m. Esto hubo de hacerse hacia la dársena porque no había espacio suficiente hacia tierra, ya que había varios edificios en los que vivían muchos de los trabajadores de los muelles.
Debido a esta escasez de espacio, muchas de las partes del búnker tuvieron que ser construidas en zonas tan alejadas como el Canal de Kiel y ser luego transportadas hasta allí.

Al estar Konrad más cerca del centro de la ciudad y de los astilleros, sufrió más bombardeos aéreos que Kilian y también lo sufrieron las zonas adyacentes a este. Pero el problema a la hora de construcción, más que los bombardeos en si mismos, fue la escasez de material y de mano de obra, lo que hacía que las obras estuvieran paradas durante semanas.
Como Kilian, su uso inicial era para terminar los submarinos en construcción, no para albergar los ya operativos. Al final se utilizó para la construcción de los submarinos enanos del Tipo Seehund.

Konrad

Longitud

162 m.

Anchura

35 m.

Altura

13 m.


Flotillas

5. Unterseebootsflotille “Emsmann”.
Fundada en diciembre de 1938 y disuelta en 1939 cuando sus unidades fueron transferidos a la 1ª flotilla.

  • Comandante:

    12.38 - 12.39: KK Hans-Rudolf Rösing

7. Unterseebootsflotille “Wegener”.
Hasta octubre de 1940 estaba en Kiel y St. Nazaire, desde junio de 1941 solo en St. Nazaire.

  • Comandantes:

01.40 - 05.40: KK Hans Rösing
05.40 - 02.44: KK Herbert Sohler
03.44 - Final: KK Adolf Piening


Hoy en día

Toda la zona de Kiel ha cambiado tras la guerra (la zona de la Base Naval, la zona de los astilleros, etc). Aún hoy día hay una gran actividad naval y de construcción.
Los dos búnkeres sobrevivieron prácticamente intactos a la guerra y fueron demolidos por los ingenieros británicos.

En la zona donde estaba Kilian, tras una fuerte polémica en los años 70 en los cuales se construyó un monumento conmemorativo, se han rellenado los restos del búnker con arena para utilizar la zona con fines comerciales.

Los restos el búnker Kilian en 1999.
Los restos el búnker Kilian en 1999.

La zona de Konrad, se rellenó con escombros procedentes de las ruinas de la ciudad y se construyeron una serie de edificios encima. Hoy en día forman parte de la zona de seguridad de un astillero y la entrada está prohibida.


Nota:
Os recomendamos visitar la sección "Turismo" donde encontraréis la visita realizada por Jesús Díez a los búnkeres Valentine y Hornisse.

Atrás
Nota Legal y Copyright ©
Inicio
Contacto